CONTROL INTERNO   CORREO |  AULA VIRTUAL
Municipalidad Provincial de Ambo
Biblioteca Virtual MPA

Reseña Histórica

BREVE RESEÑA HISTORICA

1. TOPONIMIA O VERSIONES SOBRE EL ORIGEN DEL NOMBRE DE AMBO

La toponimia es el estudio del origen y significación de los nombres propios de lugares. En tal sentido, el nombre geográfico de Ambo existe desde tiempos inmemoriales, desde mucho antes de su creación política como distrito y como provincia, y más todavía, desde antes de la llegada de los españoles al Nuevo Mundo. Al respecto, existen hasta cuatro hipótesis que se sustentan en la literatura popular o etnoliteratura, y en las posibles alteraciones lingüísticas de algunos vocablos a raíz de la interferencia del quechua y el español, fenómeno este último muy frecuente en los topónimos de orígenes prehispánicos. Dichas hipótesis son las siguientes:

a) Ambo Ríos

Existe la suposición que el término Ambo proviene de la palabra castellana «ambos», referida al accidente físico de la confluencia, en el lugar, de los ríos Huertas o Chaupihuaranga y el Huariaca, los mismos que a partir de la unión dan origen al río Huallaga; y que al suprimirse ln última letra del adjetivo, ha quedado el vocablo Ambo. Sin embargo, esta suposición es fácilmente rebatible toda vez que Ambo es anterior a la conquista o dominación española del territorio peruano, es decir a la imposición del idioma español o castellano entre nosotros.

b) Huambo o Cayambo

Se cree igualmente que podría provenir de la supresión de las letras iniciales de Huambo y Cayambo, nombres o expresiones que en lejanas edades al parecer existieron en estos predios. Sin embargo todo esto tiene más de ficción y suposición que de historia y realidad.

c) La Leyenda de «Ambuc Huayta»

Según la antiquísima leyenda de Ambuc Huayta (Flor Ambuc) recogida por el escritor y periodista Manuel Herminio Cisneros Zavaleta, Ambo procede de la corrupción o desvirtuación fonética del nombre quechua Ambuc, principal personaje de la narración siguiente:

«En la región cordillerana de los Panatahuas, a más de diez leguas de distancia, en la parte oriental, y a casi tres mil metros sobre el nivel del mar, existía en la época legendaria de los gentiles un poderoso curaca que tenía una hermosa hija llamada Ambuc Huayta, la misma que sufría de una tormentosa enfermedad. Ocurrió entonces que la ñusta esperanzada en la recuperación de su salud, descendió un día a duras penas los desfiladeros andinos de las vertientes de la laguna de Rumichaca, hasta las tierras tibias de los Chupacas ubicadas en un estrecho valle y a sólo dos mil metros sobre el nivel del mar, y cuyos territorios pertenecían a Chapultuán y Paltoreque, caciques de esta zona.

Las virtudes del clima eternamente primaveral, de su aire tibio así como de sus aguas grávidas de oxígeno y de su paisaje cubierto de abundante vegetación, hicieron posible una rápida y extraordinaria curación de la hermosa flor. El curaca entonces asombrado por la maravillosa cura natural operada en su hija, en gratitud y recuerdo del feliz acontecimiento, decidió bautizar a esta tierra pródiga con el nombre de la princesa panatahua: Ambuc».

Ocurrido tal acontecimiento, el lugar fue conocido con ese nombre, el que una vez castellanizado devino en Ambo.

Empero, esta es una narración legendaria que pertenece al terreno de la literatura oral o popular, y no todas las leyendas necesariamente tienen un trasfondo historiográfico o un carácter explicativo.

d) Tampu, Tambo y Ambo

Se dice que en tiempos muy antiguos existía en estas tierras una posada denominada tampu en quechua (posteriormente tambo, en español), en la que cualquier caminante podía descansar en su largo peregrinaje hacia la costa o hacia la selva, términos que con el correr de los años sufrieron algunas alteraciones, resultando de esa manera el topónimo Ambo.

Al respecto, es sabido que en la época del incanato todos los caminos que unían largas distancias, cada cierto tramo, tenían sus «tampus» o lugares obligados de descanso. De allí que existan en la región y en el país muchos lugares geográficos con la raíz «tambo» o «tampu» en castellano y quechua, respectivamente, tales como Tambogán (tambo kan: hay un tambo), Tambopata (hay un tambo en la colina), Tambo de Sol, Tamboraque, Tampobamba (hay un tambo en la planicie), Tambillo, Tamputocco, Tampumachay, etc.

Sin embargo, nos parece antojadiza e ingenua la versión aquella que dice que «en los inicios de la época republicana existió una casa, a pocos metros del puente colgante sobre el río Chaupihuaranga, que en su fachada ostentaba la palabra Tambo, denotando por los mismo, lugar de descanso para los arrieros que trasladaban mercancías a lomo de acémilas, de Cerro de Pasco a Huánuco. Se cuenta que con el correr del tiempo se deterioró el techo de la vivienda por acción de las lluvias; posteriormente, fue borrada la letra «T» y quedó la palabra «Ambo» (Guillermo Echevarría R. y Alejandro Rojas F.: «Glosario de Nombres y Creaciones de los 74 Distritos y 9 Provincias de Huánuco», 1986.

En contraposición a lo anterior, es preciso referir que en la «Visita de la Provincia de León de Huánuco en 1562», (Tomo I. Visita de los cuatro Waranka de los Chupacho) del visitador Iñigo Ortiz de Zúñiga, volumen publicado en 1967 por la Facultad de Letras y Educación de la Universidad Nacional «Hermilio Valdizán» de Huánuco, se menciona en veinte oportunidades el nombre de Ambo, sólo que siempre relacionándolo con la palabra «tambo». Veamos sólo dos ejemplos tomados casi al azar de la mencionada «Visita»:

«Y que porque son pocos tienen trabajo y pagan y acuden con los tributos que al presente dan a su encomendero y que en lo del servicio de los tambos no sirven en otra parte más que en el tambo de este valle que se llama Ambo donde sirven dieciséis indios a los cuales no se les reparte tributo alguno»

Y se precisa aún más en otro momento: «Ese diecinueve de junio visitamos un pueblo que se llama Corcalla que es del principal Yupare que tiene seis casas y en ellas tres indios y dos viudas...Ese día visitamos otro pueblo que se llama Cochatama que es de mitimaes de Canta están en la tierra de esta parcialidad y sirven en llevar colores a Canta a su cacique y también sirven al cacique Chinchao Poma... Item ese día declaró el dicho Cacique Chinchao cuatro indios que estaban poblados en el pueblo y tambo de Ambo y se pasaron a otro pueblo del camino y son naturales de este pueblo de Ambo» (correspondiente a lo que hoy llamaríamos censo poblacional y de vivienda realizado el 19 de junio de 1562, es decir hace más de 450 años atrás).

En relación a lo anotado en líneas anteriores, en la mencionada «Visita» igualmente se hace referencia a los lugares geográficos denominados Ambi (en tres oportuni­dades), Tanbo (también en tres) y Tambo, en siete oportunidades. Respecto al primero se dice textualmente: «En dicho día domingo ocho días del dicho mes de febrero del dicho año (1562) una legua más adelante del dicho pueblo Ambi yendo hacia Ambo se visitó otro pueblecito de dicho repartimiento que se llama Cochatama sujeto al pueblo Quinoas que reconoce a Francisco Yupari»

Ahora bien, respecto a Tambo, se lee igualmente en la página 300 de dicho documento:

«En cuatro de agosto visitamos un pueblo que se llama Chaca que es del cacique Marca Pari.. .y otro pueblo que se llama Tambo que es de una principal que se llama Ivea tiene doce casas y en ellas diez indios y más dos viudas y más siete indias por casar».

Finalmente, acerca de Tambo, leemos en la página 61 y siguientes de la misma:

«...como los dichos indios no sirven otro tambo sino el de Ambo donde sirven dieciséis indios y que en tiempos del ynga servían en el tambo de Tanbo que es en la xalca en el camino real que va de Quito al Cuzco...», etc.

En conclusión, los lugares geográficos de Ambo, Ambi, Tambo y Tanbo datan de épocas muy anteriores al advenimiento de los conquistadores españoles, y no existen posibilidades de confusiones de unos con los otros, no obstante que todos ellos pertenecían a la región de los Chupachos.

«Fueles preguntado qué servicio hacía esta dicha Provincia de los chupachos al yngá en el Cuzco y fuera de él a la continua y dijeron se quedaban en el Cuzco a la continua cuatrocientos indios e indias para hacer paredes y si se moría alguno daban oro»

«Más daban sesentiocho indios para guarda del tambo de Guanuco. Más daban ochenta indios para llevar las cargas de Tanbo a Bonbón y de Satun Cancha hasta Tambo»

Pareciera pues que en definitiva el topónimo Ambo deriva de «tampu» o «tambo», toda vez que en las 436 páginas de que consta el Tomo I de la «Visita de la Provincia de León de Huánuco en 1562», no se registran los nombres geográficos de Huambo o Cayambo a que se refiera el inciso «b» de la presente sección, alusiva a las probables versiones sobre el origen del nombre de Ambo.

2. ANTECEDENTES LEGISLATIVOS

La historia de Ambo, según el «Estudio Monográfico» del profesor Alejandro Rojas Fernández, está íntimamente ligada a la del antiguo pueblo de Huácar.

a) Pueblo de Ambo

El 21 de octubre de 1845, por Ley que promulgó el Presidente de la República don Ramón Castilla, el caserío de Ambo se constituyó en pueblo y Viceparroquia de Huácar. El texto de la referida ley es el siguiente:

«El ciudadano don Ramón Castilla, Presidente de la República del Perú, por cuanto el Congreso ha dado la Ley siguiente: El Congreso, considerando que es numerosa la Viceparroquia de Huácar, denominada Ambo, ha dado la ley siguiente: Artículo Unico: La Viceparroquia de Huácar se denominará pueblo de Ambo. Comuniqúese al poder ejecutivo para que disponga lo necesario a su cumplimiento, mandándole imprimir, publicar y circular. Manuel Salazar, Presidente de la Cámara de Senadores. Manuel Cuadros, Presidente de la Cámara de Diputados. Por tanto: mando se imprima, publique, circule y se le dé el debido cumplimiento. Dado en Lima, a 21 de octubre de 1845. Ramón Castilla. Manuel del Carpió».

b) Ambo, Villa y Capital del Distrito de Huácar

Por ley del 8 de febrero de 1861, Huácar es elevado a la categoría de distrito, y Ambo a la de Villa y capital del mismo. El texto de dicha Ley es el siguiente:

«Ramón Castilla, Presidente de la República, por cuanto el Congreso ha dado la ley siguiente: El Congreso de la República, considerando que el pueblo de Ambo, en la provincia de Huánuco, prestó inminente servicio a la causa de la Independencia que no ha sido recompensado en modo alguno, da la ley siguiente: Artículo Primero: Se acuerda al mencionado pueblo de Ambo el título de Villa y se le declara capital del distrito de Huácar. Artículo Segundo: Se asigna la dotación anual de 300 pesos al preceptor de Educación Primaria del mismo pueblo. Comuniqúese al poder Ejecutivo para que se disponga de lo necesario a su cumplimiento. Dado en Lima el 8 de febrero de 1861. El Presidente de la República. Ramón Castilla»,

c) Ley de Creación de la Provincia de Ambo

Al promulgarse la Ley N° 1598 el 21 de octubre de 1912, con motivo de haberse cumplido el primer Centenario de la Revolución Emancipadora de Huánuco y la hecatombe de Ayancocha, el antiguo distrito de Huácar que tuvo por capital a la Villa de Ambo, fue desdoblada en dos distritos independientes, pero integrantes de la nueva provincia de Ambo. Dice la Ley en referencia: «Nº 1598. El Presidente de la República, por cuanto el Congreso de la República Peruana ha dado la ley siguiente:

Artículo 1°: Créese en el Departamento de Huánuco la provincia de Ambo, compuesta por los distritos de Ambo, Huácar, San Rafael y Cayna, y cuya capital será la Villa de Ambo, que se eleva al rango de ciudad. Artículo 2: El distrito de Ambo se formará con los pueblos de Ambo, Salapampa, Tomayquichua, Conchamarca y Ñauza y los caseríos de Sacsahuanca, Huaylla, Ayancoha y Yuragmarca; el de Huácar con los pueblos de Huácar, Angasmarca, Cochachinche, Añay, Quircán y Mosca y los caseríos denominadosCochatama y Raccha, y las haciendas de Moscatuna, Acobamba, Viroy e Ingenio; el de San Rafael, con los pueblos de San Rafael, Cochacalla, Chacos, Matihuaca, San Joaquín y Rondos, y los caseríos de Chacatama, Alcas, Maray y Acobamba; y el de Cayna, con los pueblos de Cayna, Parcoy, Colpas, Coquín,

Yamor, Quío y Yápac, y los caseríos de Lauricocha y Masquín, separados por el río de Chacachincha del distrito de Yanahuanca, provincia de Pasco, a la que deben anexarse los pueblos de Tángor y Paúcar. Las capitales de estos distritos serán los pueblos de sus respectivos nombres. Articulo 3: Son límites de la nueva provincia: Por el Norte, las quebradas de Ñauza y Sancarragra que las separa de Huánuco; por el Sur, los ríos Cochachinche y Salcachupán, que los separa de la provincia de Cerro de Pasco; por el Oeste, los actuales linderos que separan los distritos de Cayna y Huácar de la Provincia de Dos de Mayo y Huánuco; y por el Este, los actuales linderos que separan el pueblo de Chacos de Huariaca, así como los actuales linderos que deslindan la montaña del Pozuzo con San Joaquín, Maray y la cadena de Sacsahaunca. Artículo 42: Créase en la referida provincia de Ambo un Juzgado de Primera Instancia y un Escribano del Crimen adscrito a él, con igual dotación y gastos que el de la Provincia de Dos de Mayo. Comuniqúese al Poder Ejecutivo para que disponga lo necesario a su cumplimiento. Dado en la Sala de Sesiones del Congreso de Lima, a los dieciocho días del mes de octubre de mil novecientos doce. Rafael Villanueva, Presidente del Senado. J. de Salazar, Presidente de la Cámara de Diputados. Pedro Rojas Loayza, Senador Secretario. Julio Abel Reygada, Diputado Secretario. Al excelentísimo señor Presidente de la República. Por cuanto, mande se imprima, publique, circule y se le dé el debido cumplimiento. Dado en la Casa de Gobierno en Lima a los veintiún días del mes de octubre de mil novecientos doce. Guillermo E. Billinghurst. Elias Malpartida».

d) Inauguración de la Provincia de Ambo

La inauguración de la provincia de Ambo se llevó a cabo el día 16 de noviembre de 1912. Por considerarlo un importante documento histórico, transcribimos dicha acta de inauguración que a la letra dice:

«En la ciudad de Ambo, a los dieciséis días del mes de noviembre de mil novecientos doce, reunidos en la casa consistorial el Señor Prefecto del Departamento, Don Lizardo Bartra; Subprefecto de la provincia, don Salomé Atencia; el Gobernador del Cercado, Concejo Municipal, vecinos notables y alumnos de las escuelas fiscales, con el objeto de inaugurar la nueva provincia en virtud de la Ley del 21 de octubre último, el Señor Subprefecto declaró abierta la sesión solemne e hizo dar lectura a la sancionada Ley que los concurrentes escucharon de pie (aquí el texto de la ley).

En seguida, el señor Prefecto, en nombre y representación del supremo gobierno, después de un breve discurso, declaró inaugurada la nueva provincia de Ambo, haciendo votos fervientes porque a la sombra de la paz y de la unión, obtenga la nueva Provincia, con la protección de Dios, sus más altos destinos. Diose lectura a continuación el Decreto Supremo del 29 del citado mes, por el cual se nombra Subprefecto de la nueva Provincia a don Salomé Atencia, quien ofreció corresponder dignamente a la confianza que en él se había depositado, con empeño por el bienestar y progreso de sus conciudadanos.

Con lo que concluyó el acto, firmando el señor Prefecto y demás autoridades, así como las personas concurrentes. Firmado: Lizardo Bartra, Salomé Atencia, Vito T. Cútolo, D.V. Taboada, Arturo Belgrano, Cecilio Milla, Baldomero Carranza, Manuel C. Argandaña, José

Marabotto; en representación de la Jefatura Departamen­tal de Huánuco, el Teniente Adjunto Arturo F. Tábori; Cipriano Tello, Agustín Vargas, Evaristo Noria, Alberto Sánchez, Reynaldo Rolando, N. Cútolo, José Lombardi, José M. Figueroa, Carlos A. Ruiz, Fausto Condezo, Francisco Belgrano, Pedro Tello, Sebastián G. Briceño, Heráclides Argandoña, Nicolás Tello, Julio C. Vásquez, Julio E. Bernal, Andrés C. Cavero, Emilio B. Beraún, Román B. Malpartida, Lesmes G. Gutarra, Octavio B. Nalvarte V., Buenaventura Palma, L. Gutarra Castañeda, Leoncio B. Bernal, Juan de Dios López, Mamerto Gutarra, Emiliano López, María Isabel González, Luis O. Tiburcio, Ricardo Tello, Félix de V. Tello, Fausto A. Martel, Guillermo V. Bravo, Teodoro A. Bravo, Cayetano Hidalgo, W.E. Melgarejo, Elisbán del Carpió, Erasmo Atencia, Víctor Tello, Santiago Mori, Nemesio Tarazona, Viterbo R. Condezo, Román Orbezo, Benicio Rojas, Augusto Hidalgo, Ignacio Luis López, Ceferino Bravo, Francisco Cajas, Eustaquio Crespo, Glicerio Atencia, Pedro Bravo, Jesús Fretel, Nicolás Huerto, Cosme Mejía y Francisco Cajas».

Como puede verse a través de los documentos transcritos, la creación política de la provincia de Ambo se realizó el 21 de octubre de 1912, por Ley N 1598, promulgada por el entonces presidente de la República don Guillermo Billinghurst, mientras que el 16 de noviembre (26 días después) del mismo año, el Prefecto del Departamento de Huánuco don Lizardo Bartra, dio por inaugurada la provincia en sesión solemne, y que luego vinieron los festejos con gran pompa y boato, con quema de fuegos artificiales, embanderamiento de la ciudad, fiesta popular, comilonas, etc.

Con el transcurso del tiempo, algún Alcalde no bien informado acerca de la historia ambina, dio por celebrar el 16 de noviembre como fecha del aniversario de creación política de la provincia, error que lamentablemente viene arrastrándose hasta nuestros días.

3. BREVE RESEÑA DE LA EVOLUCION DE AMBO

Los centros poblados que ocuparon en el pasado el territorio de la actual provincia de Ambo, en la época preincaica, pertenecieron a la confederación que tuvo por cabeza a Kótosh. Aun perviven restos de los pueblos que existieron en aquel entonces, tales como las ruinas de Atash y Acush en el distrito de Huácar; Chauca, Cachus, Tacta y Huari, en el distrito de Cayna; Auquimarca, en el distrito de Tomayquichua; y Para, en la jurisdicción de San Rafael.

Con relación al primero de los nombrados, escribe Alejandro Rojas en el «Estudio MonográficojJeAmbo»; «La ciudad cumbre de Atash ocupa cuatro colinas contiguas, con una extensión de más de un kilómetro, en terreno accidentado y sobre los 3500 metros del nivel del mar, aproximadamente.

Las construcciones habitacionales, generalmente de base ovalada y/o circular, llenan las cuatro colinas pétreas en forma desordenada, casi en su totalidad destruidas por acción de la propia naturaleza y por la mano del hombre contemporáneo. Sin embargo, quedan los muros de más de 200 construcciones.

Nos llamó poderosamente la atención observar en el lado izquierdo del espacio contiguo de la fachada de varias construcciones, otra edificación en miniatura debidamente techada con un reducido espacio para el acceso, ya de una persona o de algún animal que lo custodiaba, o tal vez servía de una especie de urna para un tótem tutelar.

Dada la extensión anotada, estimamos que Atash albergó entre 15,000 y 20,000 pobladores, hombres estos, prototipos de una raza de bronce que compensaron probablemente los rigores del medio físico con la magnificencia de la altitud y la belleza de los horizontes abiertos.

En las condiciones actuales, cuéntase con dos rutas de acceso a Atash. Primero por el camino de herradura Huácar-Quepatupe-Atash, empleando tres horas de caminata a lomo de bestia; luego la ruta de Viroy- Acochincha-Atash. Los meses ideales para las visitas, son los comprendidos entre abril y noviembre de cada año».

De otro lado, la etnia de Cushi Pata que ocupaba el lugar en donde se levanta la actual ciudad de Cayna, así como los demás pueblos incaicos de la región, siguieron un proceso de asimilación a los avances de la cultura del Tahantinsuyo.

Finalmente, está comprobado que en el lugar en donde se ubica la actual ciudad de Ambo, los incas construyeron un tampu o tambo en donde tomar descanso en sus duras marchas de conquista.

Se afirma igualmente que los territorios ambinos estuvieron poblados por numerosas tribus de Huanucuyos, los que asediados por otras tribus guerreras como los Piumbos de la Meseta de Bombón, se refugiaron en las atalayescas peñolerías de Atash para guarecerse de las continuas embestidas. Existen muchísimos pueblos preincas que demuestran esta afirmación, comprobable a través de los centros arqueológicos ubicados en Acush, Tacna, Huari, Aunquinmarca y otros.

Y ya en la época del coloniaje, Ambo perteneció al Cabildo de Huánuco, y siempre el tambo de Ambo siguió cumpliendo su rol de hospedaje para los viajeros.

Hasta antes de 1830, los terrenos en donde se levanta la actual capital de la provincia, pertenecieron a la hacienda Yanahuayra, los que posteriormente fueron poblándose hasta llegar a constituir un pequeño caserío siempre bajo la tutela de la mencionada hacienda.

REVOLUCIÓNDE 1812

El Movimiento insurgente de Huánuco (Revolución de 1812) tuvo diversos escenarios:

El 22 de febrero los campeninos panatahuas, vallinos, acomaínos, es decir de la margen derecha del Huallaga tomaron posesión del Puente Huayopampa (a un Km de Huánuco) donde se produjo el primer enfrentamiento entre las fuerzas españolas y los campesinos. Exactamente no se sabe cuántos murieron ese día. La historia solo dice que por la noche los campesinos arrojaron los cadáveres al río Huallaga.

El 23 de febrero con el apoyo de los campesinos de la margen izquierda del Huallaga rodearon a los españoles, quienes huyeron y abandonaron Huánuco. Fue la primera gran victoria campesina para liberarse de los abusos, la prepotencia y también del yugo español.

El 5 de marzo salieron desde Huánuco hacia Ambo las fuerzas patriotas (huanuqueñas) y la confronación se dio ese día en Ambo. Fue la primera victoria patriota. Muy contentos retornaron a Huánuco portando la bandera fucsia -oscura (colorada), la bandera de la revolución. Esta victoria llegó a los pueblos de Huamalíes, Conchucos y Cajatambo y la ola de insurreción se generalizaaba.

El 18 de marzo fue la segunda confrontación en Arcopunko (Puente de Ambo) y en Ayancocha. Fue una gran derrota.Aya en quechua significa muerto y cocha, estanque, cocha. Literalmentre significaría Estanque de muertos. Fue una carnicería. la sangre de los jóvenes, adultos y ancianos huanuqueños, panatahuas y huamalianaos quedaron regados por los campos. Hondas, palos, machetes y algunos arcabuses viejos no pudieron soportar las armas españoles al mando de Gonzales de Prada que había salido de Tarma para aplacar la revolución.

El 14 de setiembre fueron fusilados en la plaza de armas de Huánuco Juan José Crespo y Castillo, José Rodríguez y fue ahorcado Norberto Haro. Otros fueron sentenciados al presidio, al destierro, a las cárceles y otras penas.Es un resumen ajustadísimo de este movimiento que el año que viene cumplirá su bicentenario.